Apertura de negocio…¿por donde empiezo?

La primera pregunta que nos hacemos cuando nos planteamos la apertura de negocio es:

¿Qué es la licencia de apertura y actividad?

Es una licencia municipal obligatoria para que en un local, nave u oficina se pueda ejercer una actividad comercial, industrial o de servicios. Consiste en un documento que acredita el cumplimiento de las condiciones de habitabilidad y uso de esa actividad.

La licencia de apertura o actividad se concede al dueño de un negocio para el desarrollo de una actividad determinada. Deberá renovarse cada vez que cambie la actividad desarrollada en el local, que haya modificaciones en el mismo o que cambien los propietarios del negocio, por ejemplo en caso de traspaso.

El segundo paso que debemos plantearnos es conocer bien los requisitos de la actividad que vamos a comenzar.

A la hora de buscar un local, nave u oficina para tu negocio, debes tener siempre presente su adecuación a los requisitos exigidos para el tipo de actividad a desarrollar. Es muy importante que averigües esos requisitos antes de empezar la búsqueda para poder descartar las ubicaciones en las que sería imposible o muy costoso desarrollar la actividad.

¿Que tipos de licencias de apertura y actividad existen?

Existen dos tipos de licencias en función del grado de molestias, daños y riesgos a personas de la actividad a desarrollar:

  • Actividades inocuas: aquellas que no generan molestias significativas, impacto medioambiental (salubridad, higiene), daños a bienes públicos o privados ni riesgo para bienes o personas. Son actividades inocuas muchos pequeños comercios como tiendas de ropa o de alimentación no perecedera, así como pequeñas oficinas. Dichas actividades tienen un procedimiento de legalización sencillo, con menores requisitos y costes asociados. A la solicitud es necesario adjuntar un informe técnico realizado por un profesional.
  • Actividades calificadas: son aquellas consideradas como molestas, insalubres, nocivas y/o peligrosas (hostelería, actividades industriales, determinados comercios y servicios) y que requieren adoptar medidas correctivas sanitarias, de seguridad y/o medioambientales. En este caso se aportará un proyecto técnico, más completo, que permita emitir los correspondientes informes municipales, que variarán según las características y dimensión del negocio. El proyecto debe contemplar todas las características del establecimiento y de la actividad a desarrollar: planos de ubicación y distribución, dimensiones, reformas a realizar, instalaciones y cumplimiento de las normas aplicables.

Los profesionales, artesanos o artistas que desarrollan la actividad en su domicilio no están obligados a solicitar ningún tipo de licencia, siempre y cuando no se cause molestias a los vecinos.

¿Que coste tienen estos trámites?

El coste de la licencia de apertura tiene dos componentes:

  • Tasas del Ayuntamiento: se calculan para cada local teniendo en cuenta el tamaño del local y el tipo de actividad al que se va a dedicar. Varían de un Ayuntamiento a otro, y pueden ir desde una cantidad mínima y miles de euros.
  • Coste del informe o proyecto técnico: dependerá de la complejidad del proyecto a realizar. En proyectos que supongan obras o necesiten permisos especiales el coste será más elevado.

 

En AGS INGENIERÍA te ayudamos desde el momento en el que decides montar tu propio negocio.

Comenzaremos asesorándote en uno de los pasos más importantes: la búsqueda de local.

Cuando encontremos esa ubicación más adecuada nos sentaremos contigo para, si así lo deseas, presentarte nuestras ideas y las posibilidades que podemos ofrecerte. Esas opciones van desde la realización de los informes o proyectos técnicos necesarios hasta el montaje de tu negocio al completo. Con diseño de imagen corporativa, coordinación de gremios, etc.

Podemos ofrecerte todo lo que puedas necesitar.

Leave a Reply